domingo, 15 de enero de 2017

PALABRAS



Ha pasado más de un año,o dos....desde que se fueron las palabras.  Se ahogaron. Bebieron demasiados tragos amargos como la quina. Ahora tampoco han regresado como me gustaría, pero ahí estamos ellas y yo, intentando rescatar vocales y consonantes y despertar de este sin sentido repitiendo palabras en una letanía , aquí estoy intentando encontrar un rastro que me permita encontrar las palabras adecuadas. Con los años, he ido tejiendo este rincón que siento mio en mitad del ruido del tráfico, los periódicos y la vida que nos va moldeando

Pero ya ha pasado un año, o dos...ya se han ido algunos demonios y estoy en pleno intento de vocalizar, de escuchar música, de volver a leer libros como Alicia en el País de las Maravillas sin buscar a conejos sin chistera.

Ha pasado mas de un año o dos, y vuelven las letras, pero yo ya no vuelvo entera porque nunca he pretendido empeñar mi corazón en vano. 

viernes, 13 de enero de 2017


Ha pasado mucho tiempo desde mi última entrada en este blog. He intentado recopilar algunos de los escritos, que en otro tiempo , ocupaban este espacio.
Todo ha cambiado, y espero traer hasta este lugar, trocitos de historias, mimos, vivencias, tropezones...que me voy encontrando entre líneas y horizontes.
He guardado vuestros comentarios como un tesoro que leía de vez en cuando para seguir sintiendo que estabais cerca.



VIDA
Hoy conocí de cerca la poesía. En el telediario alguien decía: "El equilibrista más viejo del mundo tiene 96 años".
En la calle vi a un anciano tomar la sopa, a sorbos, temblando. El me dijo que de pena, de triste y de frío.
Vi a una  muchacha llorando porque la dejó su amor y llevaba la nostalgia de sus últimos besos, todavía entre el corazón y sus ojos.
Y yo, salvaje, tomando decisiones.
Intentando romper la soledad a bofetadas...entonces, me senté a observar lo que me estaba perdiendo.
Quiero presenciar todos los comienzos, sin finales. Observar, vigilar las esquinas, disfrazarme si hace falta para que no me reconozcan, me esconderé bajo el ala de un sombrero y me convertiré en rubia, mostraré calma, y así salvaje, recordé a los poetas  hechos de jaramago y menta : "por no explicar, lo permitimos".
No, no me cogerán más por sorpresa los punto y aparte.





A DESHORAS
Grito a deshoras para que nadie me oiga .A deshoras pienso, cuando sólo el silencio llena el aire y solo me veo a mi misma. A deshoras llamo a los recuerdos para que me acompañen. A deshoras me quiero ir. El resto del tiempo estoy en la vida.

 


OTOÑO
El Otoño ha llegado cargado de libros y frases donde habita la esperanza (os recomiendo el libro "LA VIEJA SIRENA" de José Luis Sampedro. Llegó cargado de cafeína para mis venas, de trozos de chocolate para mi glotonería y calcetines de lana para mis fríos.
El Otoño ha comenzado con planes de futuro que presiento no se cumplirán, pero ahí están, y yo los defiendo con el corazón más pequeño (si, creo que ha encogido) y con el tic-tac de recuerdos que alumbran este momento de mi vida.
Es un Otoño azucarado, amargo, salado, picante, de sentimientos, de sol, de lluvia....Este es mi Otoño, mi viento, mi invento, mi vuelo.

PD. No olvidar comprar un pinta-labios rojo.


ABRIENDO MALETAS

Sentí durante mucho tiempo el fracaso, el vacío inmenso y demoledor que impide mirar a la vida. No creí volver a escribir. ni a respirar de forma acompasada...Pero hace unos días, al levantar la mirada a la mañana que comenzaba....oí una guitarra que arrancó en mi una sonrisa. Vi una extraña luz al regresar a casa y supe (después de muuuuuucho tiempo) quién permanecía cerca cuando el agua cubría mis rodillas. Sentí los corazones que siguen latiendo bajo los escombros. Los reconocí de inmediato. Oí el sonido de los vasos al chocar entre si (demasiado tiempo sin escuchar sonido alguno). Fue como una respuesta a la oscuridad, ese sonido ahuyentaba todas las alternativas a fantasmas y recuerdos tristes. La sensación de alivio que recorre mis venas, mi piel, mis sensaciones.......al escuchar alejarse la tormenta y celebro que si,que esta vez he logrado sobrevivir.
Me sobresalto, otra vez, por el brillo en la mirada de alguien que no me conoce pero que sonríe al cruzarse por la calle conmigo.Una caja olvidada durante años con un puñado de fotos de la infancia, que producen en mi el efecto de la armonía. Me devuelven la energía de aquellos momentos....después el mundo se vino abajo y tuve que entretenerme en buscar salidas a tanto descalabro.
Ahora puedo volver a emocionarme con los versos de Angel González, con los silencios que me regala la lluvia. El sentirme acompañada. Viva. Llegar y permanecer.
Todo esto me devuelve al día-día. Y apuesto a que no existe oscuridad capaz de hacerme caer de nuevo, al menos mientras recuerde los motivos por los que una vez me levanté.
Si, estoy de vuelta. Comencemos a abrir las maletas.



HORIZONTE

Pueden acompasarse los latidos? ¿Formar un pentágrama de sonrisas? ¿
¿Pueden precipitarse hasta el vértigo las emociones? ¿Sin red, paracaídas, ni tiritas contra el miedo? ¿Pueden saltar hasta el abismo sin romperse?

¿Puede el tiempo esclavizarse en nuestra contra? ¿Parpadear las horas? ¿Los minutos? ¿Los segundos? ¿Los días y las noches?

¿Puede el presente ser un hormiguero? ¿Un camino sin horizonte ni propósito? ¿Un mar de calma infinita?

¿O es requisito indispensable cerrar los ojos y pedir un deseo? 

Dejé de soplar pompas de jabón tras los cristales de gafas de lejos, ajadas de tactos y horas aciagas, confusas, desgastadas de mirar al horizonte y no ver con claridad argolla alguna en la que aferrar las emociones ,. Apuntalé, lo que quedaba de mi, tras la puerta cerrada con el fin de aguantar el mundo que se tambaleaba al otro lado. Olvidé mis colecciones inacabadas en los estantes hasta nuevo aviso por falta de fuerzas o por imperativo de honestidad con una misma.

Me he sentido como un viejo jarrón desconchado y descolorido, bordeando el desequilibrio pero sosteniéndome sobre el canto de mi misma aunque mi sentido común no fuera perceptible....pero fui manteniéndome.

Intenté no perder la sonrisa tras las copas de vino en madrugadas rotas, cosidas con pespuntes de un presente disperso, que había llegado a mi vida sin permiso de residencia. Sin un futuro definido seguí “peleando” para garabatear realidades en cada parpadeo e intentando a mirar en el espejo de refilón por si en algún momento me encontraba.


TIEMPO REVUELTOS
Tiempo de circunstancias adversas, de solventar desencantos hasta caer exhausta ante el espejo que muestra una imagen que no reconozco, cada vez que me acerco al espejo veo un borrón mayor que el anterior, una bruma sin apenas formas ni emociones, una interpretación nueva que no encaja en esta perspectiva. Es un reflejo distorsionado en este otro lado del abismo.
Pero los años me permiten tener algún pequeño truco y coloco señales fluorescentes en los bordes de los días.Un buen libro.
       La búsqueda de una estrella fugaz, y
       Ensayar para convertir las muecas, en sonrisas.

Después sigo flotando a duras penas entre palabras de más y palabras de menos.



CONFUSAS TONALIDADES
El mundo parece cambiar de color a la misma velocidad con que soy capaz de parpadear. Suspiro con  el Rojo, oigo el Verde, pienso en Azul, toco el Naranja, veo el Amarillo, huelo el Violeta...
Los colores se escapan sin poder detenerlos un ratito mas
Mis sentidos parecen tener problemas para adaptarse a la transformación de tonalidades. y no soy capaz de retenerlos
¿Alguien me presta unas gafas capaces de adaptarse a los cambios insostenibles

Hoy no queda en mi cuerpo aliento con el que seguir soplando pompas de jabón. todo mi esfuerzo lo muestro en apuntalar tanto engaño y desastre , que sin saber, había detrás de la puerta mas cercana al sentimiento.
Me empiezan a doler las costillas al respirar. Como si mis pulmones fueran más pequeños, el mundo más grande o mi corazón un escapista del desamparo.
Cuatro palabras y el mundo al revés.
Las cartas  desparramadas por el suelo. Sin "palo" visible que reconstruir. Y un agujero en el centro de mi pecho devorando a su paso lo que encuentra, como la nada infinita que no entiende de señales de stop ni de prohibiciones.
Sólo espero no olvidarme de coger aire y aguantar la respiración mientras todo pasa. Porque pasará!


PRIMAVERA
Días de silencio, se está bien en casa tras el ruido de los últimos meses. Aquí, rodeada de mis viejas historias y mis recuerdos. Cobijada en el tiempo del viento y el sol tímido. Recopilando trazos de ese destino que todos tenemos, que rige nuestros vaivenes, y al que no se le puede pedir explicaciones.
Si, aquí estoy, acostumbrándome a un tiempo lleno de libertad que espero poder llenar con pensamientos libres.
Nada tiene fin y nada se pierde. El tiempo es una factoría que todo lo recicla con una técnica tan simple como son los años y todo regresa suavemente, lentamente a ese hechizo de la serenidad que me recuerda al óvulo materno.
Atrás van quedando recuerdos de esos que siempre miran hacía atrás y que no nos reconocen en la acuarela de los mil rostros que ahora soy. Algunos estamos ajados, cansados... El tiempo nos dijo que la luz y el cielo que perseguíamos eran difícil de alcanzar. Era cierto!. "Los sueños nos hacen promesas que los años no nos dejan  cumplir"
Pobres recuerdos!. Mis recuerdos me están susurrando que quisieran estar subidos a una higuera, a un cerezo o contando estrellas en la noche...qué más quisieran que ser pupitre y libro, árbol y nube, amor y fuego!. 
Qué más quisieran que no tener algo de culpa mientras las horas caminan contentas hacía abril y yo me lleno de ganas de abrazar esta primavera!



REGRESO
Soy superviviente de mil noches y mil días sin licencia. De risas para pasar un rato. De intervalos a medias. Navegante sin norte ni timón. Constante. Inacabable. Desbordada. Incansable, aunque muchos días no encuentre las palabras.
Demasiado tiempo he pasado equilibrando consonantes, zurciendo vocales, vagabundeando en los sueños que cada vez son más rojos, como ladrillos. Con fuerza. Violetas, como mi nombre. Fucsia, como las posibilidades infinitas. Me he desprendido de los charoles reservándolos para los días de invierno junto a la caja de lágrimas.Me he cansado de llorar y ahora dedico mis horas a pintarme la nariz, las orejas, las uñas de los pies, el sol cuando está nublado, y las pestañas. Ahora permito que el viento arrecie cuanto quiera y me dejo mecer aunque me lastime, por las olas infinitas de los días.
Ya no me muerdo los labios, ni las ganas, ni los dientes, ni las uñas, ni el tiempo, ni el espacio, solo abro las manos y dejo fluir entre los poros lo que siento. Viro por avante sin posibilidad de retroceso. Navego con el rumbo cambiado. Sin brújula. Sin miedo. Quiero beber los azules si hace falta, fundirme como un gran capitán con mi timón y mi presente.
Ya me quiero un poco mas y me reconozco como coleccionista de risas y abrazos.Buscavidas de atrezzo. Cuenta- cuentos por las mañanas, por la tarde y por la noche. Trapecista con alas...porque he descubierto que a los días le faltan horas y a mi palabras y entendimiento.
Me sangra el corazón, tengo partido el alma, inflamados los sueños y magulladas las esperanzas, pero el rumbo no he de cambiarlo, sigo las huellas.
Es posible que me duela respirar, pensar, y hasta fumar y es que tropezarse con uno mismo no siempre es como esperábamos.
Regreso de volar desde muy lejos, donde ni siquiera podía encontrarme la imaginación...Ahora me dedico a sonreír. Sonreír hasta que se apaguen las luces de esta función sin principio ni telón. Deseaba dedicaros esta sonrisa, ahora que ya estoy de vuelta.



DES PROPÓSITOS
Me amordazó la vida una mañana. Sin previo aviso. Me sedaron los sueños e invalidaron las sensaciones. Me ataron las ganas de creer y seguir construyendo quimeras (im)posibles. Un alud de presente me golpeó con fuerza y se llevó la inocencia que todavía conservaba. Fue todo tan rápido...que ya no consigo mirarme en los espejos.
Me confundo muchas veces y creo escucharme a lo lejos, pero se que solo es un eco del recuerdo de lo que un día pude ser.
Alguien me susurra en voz baja la "cuatro horizontal", de nuevo me equivoco porque cuento las letras y me sobran las palabras.
Creo que se ha colado el miedo dentro y todo se congela a su paso por donde divago, deambulando a medias, rota, sin rumbo buscando el camino a las sonrisas. Las necesito tanto...
Viendo al señor del tiempo, dice que mañana saldrá el sol. Quiero creer y por si acaso he dejado junto a mi paquete de tabaco, una caja de tiritas, y aguja e hilo de colores. No quiero que el buen tiempo me pille desprevenida.



SE VENDE
Todo me recuerda demasiado al tacto de la paja. Tal vez han sido muchos años cubierta con demasiados adornos y ahora, comprendo, que el único camino a la total y absoluta libertad pasa por regresar a los instintos.
No lo he pensado demasiado y aquí dejo un anuncio de lo que tengo a la venta.

Días invisibles. Días de sueños en liquidación en actitud perseverante a mitad de precio. Días de sonrisas con poco uso, casi casi, a estrenar. Días indefinidos e imperfectos (muy nublados, eso si). Días de vértigo, de canción de cuna, de feria. Días de saltos mortales y de fichas trucadas. Días de corrientes dispersas y caprichosas. Días de letras azules. Días de sofá, de cazuelas de barro, de tortilla de cebolla (por aquello de encontrar "disculpas" a las lágrimas). Días de manos firmes. De ojos llenos. De respuestas. De preguntas. De ternura.Días de pies descalzos. De alas abiertas. De contrapuntos. Días de paraguas, de tres en raya. Días de subir. Días de bajar.  De romper cadenas, de contar hasta mil. Días de morderse los labios hasta encontrar un tesoro. Días de tesoros vacíos. Días de pensar en voz alta, de correr sin mirar atrás. Días en blanco, por escribir y pintar. Días de soñar.

Razón aquí



MANÍAS
Hoy me he levantado con una sensación extraña y diferente.No recuerdo que he soñado. Tampoco recuerdo si he soñado algo.Creo que ha sido una noche de recuerdos y un miedo atroz me acompaña.Tumbada en la cama han llegado los recuerdos y los consejos de mi padre. Un día me dijo que todo el que puede te defrauda alguna vez. Me pasó la mano por mi pelo rizado y me explicó que lo importante no es el hecho de que te decepcionen sino la manera. Recordaba sus palabras y podía sentir sus pequeños ojos azules mirándome más allá de lo que abarca un abrazo.
Intentaba hacerme comprender la forma que se queda unida a la mirada cuando te defraudan y cambian las cosas para siempre.
Mi padre cumplió lo dicho. Se despidió de mi cuando la enfermedad se puso "borde" y decidió marcharse él primero obligándome a llorarlo lejos de casa. El lugar donde jugábamos a hacer montañas con las piernas, a ayudarle a corregir sus relatos. Me cantaba canciones con su querida guitarra, desprendiendo un olor a lavanda y madera que jamás podré borrar.
Antes de irse, matizó la enseñanza
." Cuando lo necesites (me dijo) siempre hay alguien que no esperas a tu lado. Será una grata sorpresa que estará unida al dolor por alguien que no responderá".
Mi padre siempre terminaba por tener razón y yo heredé esa manía de él. Así que lo supe desde el principio aunque a veces tentase a mi propia experiencia jugando a creer que las cosas no iban a ser como han acabado siendo. Aunque a veces te creyese a ti, demostraste que los refranes se cumplen, que mi padre jamás se equivocó y que yo tampoco lo hice.
Demostraste que ya no queda quien pueda sorprenderme con un paso a traspié, que las palabras no valen nada. Tú solo cumpliste letra a letra lo que se esperaba de ti


EL HECHIZO DE UNA CENICIENTA
Aprendió de la vida, probando, como quien prueba el agua con los dedos del pie. Se improvisaba día a día, y algunas noches le aullaba a la luna convertida en gato con demasiadas historias que contarle. Otras noches, bailaba sola mientras se miraba de reojo en los escaparates hasta quedarse dormida como una mariposa. Ella era así. Una especie en extinción que pensaba que era invencible,inacabable, que nada ni nadie podría hacer que se doblegase. Pero comenzaron a sobrar varias de sus vidas en la búsqueda de un solo camino.
Demasiados amaneceres extraños y bolsillos llenos de billetes de metro que fueron caducando como el hechizo de la Cenicienta.
Ahora sus recuerdos están ausentes y para saltar los muros simplemente los derriba ladrillo a ladrillo. Busca luces encendidas aunque intuye que a estas alturas del cuento de poco servirían.
Se comporta como si estuviera lejos de todo, es una burbuja inalcanzable desde el mundo real. A veces sonríe timidamente mirando desde su atalaya mientras toma un café amargo y manosea un viejo libro de cuentos que ni siquiera recuerda. No existen para ella relojes, ni días, ni amaneceres cargados de sueños, solo le queda este pequeño rincón desde el que se escucha arder la soledad en una silueta de mujer con los pies descalzos.


SALTANDO LA VIDA
Desde chiquitita las burbujas forman parte de mi. Soplo y cientos de circulitos transparentes salen disparados.No tienen identidad simplemente van por el mundo saltando la vida.
A veces bailan entre las nubes. Entre el pelo de la gente. Entre las manos. Van y vienen. Rápido. Lento. Algunas chocan entre ellas. Otras, no vuelven a unirse nunca más.
Es como jugar a unir estrellas, buscar y no encontrarse. Ahí reside la magia. Como los días que aún desconocemos a que saben.
Lo qué más me gusta es cuando llueve porque el viento se las lleva rápido y explotan regalando restos de agua y jabón. Brillan. Incluso a veces son de colores. Verdes. Moradas.Rojas...Podría pasarme horas y horas soplando y observándolas. Despidiéndome de ellas. O jugando a caleidoscopios con sus formas y colores.
Siempre pido el mismo deseo. Ser una de ellas, para poder ir al son del viento y dejarme llevar. Y flotar. Y volar. Y poder ver el resto del mundo desde lo alto.

 

EQUILIBRIO
A veces un acto de renuncia calma nuestras fugas, nuestras carencias, nuestros pecados. A veces cuesta interiorizar el hecho que intentamos acometer aun sabiendo que el camino a su fin puede ser un calvario lleno de obstáculos y  tentaciones para no renunciar.
Sin embargo tu ánimo te exige, de vez en cuando, que te olvides de ti mismo que renuncies a ti mismo por tu bien.
Pero la debilidad nos acecha y nos devora hasta convertirnos en pescadores, ¿Qué pasaría, si por nuestras redes perdemos lo más valioso que somos nosotros mismos?.
Personalmente  he hecho una prueba, es más, en vez de huir de la seducción de lo que a mi misma me prohibía, iba a ella y, cuando estaba rodeada de suculentas alternativas para tentar mi debilidad, analizaba cada una de las propuestas y las iba descartando lentamente con dolor en cada poro de la piel. Cada vez que una túnica invisible caía al suelo …me sentía un poco más limpia de polvo y paja….Al final llegué indemne a mi meta. Me he sentido bien, pero un halo de tristeza ha rodeado mi triunfo. Descubrí tanto….Descubrí lo tacaños, pérfidos y despreciables que podemos llegar a ser cuando la búsqueda de la gloria fatua nos arrastra, cuando nuestro ego ciega cualquier salida digna a nuestra persona.
A veces somos ruines con nuestra conciencia, y olvidamos que ella y sólo ella es la base de nuestro equilibrio interior, si ella no descansa, tú tampoco.
Tiempos difíciles para los soñadores.


MI GALICIA
No rompo el silencio,camino despacio, dejo transcurrir el tiempo y siento como se extingue el eco de las  voces  en el herrumbre de la tierra, de la hierba, de las piedras, del musgo que invade el camino por el que apenas pasa nadie.
Y aquí, en este lugar, me crezco, me siento y hasta me quiero. Dejo que el tiempo esculpa sus huellas sobre la tierra que pisaron los antepasados. Camino en silencio, es mi cita ineludible que cumplo año tras año con más recogimiento y devoción. Busco un rincón donde la lluvia haya depositado una gota de agua alimentando el fruto de una vida nueva.La siento. Sonrío.
Busco con la mirada el fantasma que se aleja por el fondo del camino esquivando los matorrales de la siguiente curva. Busco en cada piedra, en cada hoja, en cada helecho...el sueño, el anhelo de mis antepasados que cuidaron con amor este trozo de mundo que hoy disfruto. Les doy las gracias y a mi manera levanto un monumento a los espíritus que hicieron posible que algunos sueños prevalezcan y crezcan  lo que algunos niegan.



UTOPÍA
"Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra. "
Gabriel García Márquez. .



He descubierto un lugar maravilloso. Puede ser un escondite. Un pasadizo secreto. Un trozo de cielo. De nube. De helechos gigantes . De risas y de juegos. De palabras alborotadas y traviesas.. De rostros afables y serenos .Es el lugar más absoluto del mundo!.
 Cuando llego hasta mi descubrimiento me asalta la sensación de estar allí y no ser. Siempre me pasa lo mismo cuando me acerco. Así pues, protegida, tildada por el embrujo de mi mirada, el mundo podría llegar a renacer y volver a comenzar cuando yo quiera. Si pasáis cerca de mi casa, podréis ver a una  mujer en el mundo desde su ventana. Si, si. Así es. Desde mi ventana veo el mundo en forma de un lenguaje diferente. Puedo saltarme todas las reglas y mantener impoluta mi mirada de tanto mal hacer y desconcierto. Es desde mi ventana donde cada día puedo repetir un estribillo silencioso y simple: ver pasar el tiempo y hasta me parece hermoso.



LA NADA ES TODO
Hay momentos que los besos de la vida no tienen sabor a nada. Son esos espacios tan nuestros donde la nada huele, sabe y se escribe,es en  estos momentos cuando más necesito la lluvia con su olor y su esencia.Es entonces cuando compro champiñones y comienza todo un ritual hasta conseguir impregnarme de ese olor a tierra mojada. Sonrío.
Otras veces, cuando la nada es todo, miro a la Luna luciendo orgullosa el brillo y la blancura que le dan los versos que le dedican los enamorados .Incluso he llegado a observar como la Luna estornuda y algunos de esos versos de amor se le escapan. Siempre los recupera. Sonrío.
Pero hoy, cuando estaba en medio de la nada, y no había llegado todavía la Luna ,apareció un hada (ella dice que es sirena) repartiendo sonrisas, gestos cariñosos que al agitar sus alas las repartía por todas partes.Me contó como los trocitos de vida se convierten en cuentos. A veces como protagonista. Otras como simple observadora, pero que todos somos parte de un cuento y es entonces cuando , la vida, vuelve a tener su encanto. Me enseñó que las estrofas de la vida necesitan ser sentidas  desde la libertad. Qué los amantes necesitan quedar unidos en recíproca ternura. Qué el mundo es algo más que el marco de una ventana. Qué tal vez no haya suficientes estrellas que soplar, pero qué siempre podremos fabricar estrellas nuevas. Sonrío.



EL HILO DE ARIADNA.
Cada vez que miro eres diferente. Te vas transformando en olas que se reinventan entre el caos y el silencio. Ya no te queda ni un trocito del hilo de Ariadna, ¿te acuerdas?. No, no quieres acordarte.
No importa que trate a todas horas de definirte en cárceles de palabras porque consigues escapar como si ya estuvieras en algún lugar que no conozco.
Cuando te observo , veo como siempre estás por delante en un giro extraño y recurrente y no tengo fuerza, ni se como alcanzarte. Soy a tu lado como un globo trazando dibujos imposibles en el aire mientras se desinfla....El camino está demasiado cargado de polvo, de pájaros oscuros que no traen nada bueno y nos quedan esas sombras que cada vez pesan menos que son como diapositivas guardadas en círculos diferentes.. Tal vez tendremos que contar nuestra historia a partir de las cenizas y el humo.




UN DIA CUALQUIERA

Demasiadas cosas que hacer me están mirando. Los cuadros me sonríen desde el fondo de la pared y el suelo se está llenando de ropa, pero todo son sombras y esquinas que coser. La banda sonora de esta mañana habla de rutina mientras algo bulle entre estas paredes.
Dicen que la edad nos descoloca. No es cierto!.
 Que con los años la pasión desaparece. Mentira!,
 Que el sol se cansa mientras nos va dando esquinazo porque el corazón con los años se seca…
Matemos esas hormigas de la cocina, quitemos lo podrido del frutero, limpiemos la nevera. Llenémosla. Hagamos algo para enamorarnos otra vez. Gastemos el dinero que nos queda, en fuegos de artificio y chucherías. Hagamos algo absurdo. Amémonos. Hagamos algo para enamorarnos,
otra vez.



EL PRIMER AMOR
Tal vez es esta primavera, el ruido del mar, o el choque de los sentimientos desde hace cuarenta años lo que hace que cada vez me confundan menos los reflejos del sol y pueda ser posible mirarme en tu recuerdo más cerca, más cerca sin saber muy bien de qué lado de la realidad formamos parte.
Todavía tengo algo de ti pegado a la piel . Por dentro. Fuiste mi primer beso. Mi primera mentira.Mi primer recuerdo.
Hoy ,apenas sin palabras,  sin una conversación seria, encontré restos de ese tic tac en mi corazón mezclados con sueños, errores, aciertos...que un día cerraron las puertas a nuestros pasos juntos. Pero ¿sabes? aprendí a ser cauta y ahora capturo y filtro los instantes porque entendí que la fragilidad nos impidió tejer un sol de papel por miedo a que se hiciera pedazos.
Podría estar varias vidas  dando vueltas alrededor de este sentimiento, y nunca sería capaz de encontrar la llave maestra. Ni tú, tampoco.Siento que hemos hecho nuestra cada página del cuento, porque somos capaces de saltar de un lado a otro de la vida sin perder la referencia del abrazo.
Siempre creí en las palabras (mágicas) que pronuncias, en esa forma de poner orden ante el caos. Sin alzar la voz. Solo con susurros, con esos murmullos que cada cuatro o cinco años acercas hasta este lado logrando desatar tormentas de primavera con solo sonreírme, y hoy me has sonreído.



PABLO
Naciste mirando como los poetas, con el corazón.
Creciste creyendo que soñar te llevaría donde tú quisieras.
Anoche me recordaste que lo imposible solo tarda un poco más. Tú, elegiste esperar.
Nunca has dejado de buscar y contar nubes mientras las pintabas de colores, casi siempre azul como tus ojos y tus sueños....y mañana es un gran día para ti. Mañana desenvolverás las palabras que con tanto mimo has protegido hasta hacerlas grandes.
Se que en tu mundo caben muchos volver. Muchos tic-tac. Hoy tus sueños conviven con tu unicornio. Si, Pablo. Has conseguido hacer creer a los incrédulos mientras no pierdes las sonrisa. Tenías razón. Me lo has dicho tantas veces.."no hay que quedarse a esperar, mamá. Nunca". Crees en los sueños y lo has demostrado permitiendo que los sueños tomen la palabra. Te acuerdas? "Para los que creen que soñar es útil"
Mañana estaré (estaremos) a tu lado una vez más, pero esta vez vestiré mis mejores galas. Tendré el corazón más grande y acelerado y llevaré mi pintalabios rojo, ese de los sueños.Mientras te admiraré por tu grandeza y tu buen hacer ahora que ya estás fuera de mi ombligo.
Te quiero.



CÓRDOBA
Seguramente hace tres o cuatro siglos que no miro la vida con tanta intensidad como hoy. No se que me ha pasado, pero ha merecido la pena echar un vistazo por ahí y poder reencontrarme con la sonrisa. Volver a volver.
Hoy me he despertado con el color de la ciudad de Córdoba pegadita al alma.
Regreso de un viaje mágico, de un lugar donde es posible unir estrellas, buscar, encontrarse. Sentí entre sus callejas como el viento movía mis emociones de norte a sur mientras las palabras se convertían en sentimiento y prometían seguir soñando.
Hay ciudades que desafían el paso de los siglos y se convierten en un foco para el mundo caminando en la dirección de las más nobles aspiraciones del ser humano. Córdoba es una de ellas.
He caminado por calles que se abrazan. Callejas donde miran a los ojos en días soleados y hermosos. Una guitarra a lo lejos que te arranca la sonrisa, que mueve los pies, que levanta las manos. Un lugar donde la memoria guarda escondites.


Gracias.



PERFORMANCE

Me gusta pasear algunas mañanas por los rincones de mi mundo. Uno de mis preferidos convierten el momento en huerta con un pozo, una higuera, una cometa, dos niños y el murmullo de un río cercano.
Ya se que el mundo ha cambiado. Yo también. Si no lo hiciera sería realmente estúpida. Me ha transformado la vida y ya no desayuno con azúcar, ni con tostadas, ni con tus ojos, por eso algunas mañanas, como la de hoy,me transformo y me licuo. Hoy he querido salir a pasear justo debajo de esa higuera donde solía soñar que me "comería" el mundo mientras el sol calentaba esos anhelos. Porque allí me abrazaban las sonrisas y aquí me traducen con un diccionario equivocado.
Creo que no hay un lugar mejor para esconderse en este instante en que ya no me busco.


ETERNAMENTE MELODÍA
María

Yo soy la de las palabras, te acuerdas?. Aquella que has visto tanta veces aporrear frenética las teclas del ordenador intentando transformar cicatrices en un cuento para ti, pero tú lo convertías en música. Cada noche, miraba en tus ojos y te veía asomada en tu ventana, sonriendo, soplándole pompas de jabón de mil colores a la luna. Recuerdo como sonreías a la vida y en cada sonrisa crecías un poquito más. Fue así como comencé a echarte de menos, era septiembre y aún no te conocía; los miles de cuentos que nos acariciaron todavía no habían nacido. Más tarde llegaron los juegos infantiles, los toboganes, las coletas, las princesas, los molinos de viento  las madejas de colores... Historias sobre música que sobre todo tú te inventabas. Recuerdo una armónica, una guitarra, un golpe seco y tu voz dulce. Eres música, Prin. Eres y serás eternamente melodía.
Quiero dejar escrito quién eres porque no deseo que te enredes en las cuerdas de tender la ropa...tendrás épocas que caminarás a ciegas pero siempre te iluminará un instante azul, en libertad, sin cerrojos ni emociones de prestado. No las necesitas...si te quisieras más....pero lo harás pronto. Falta todavía un rato.
Cuando te veo con tu guitarra sonrío por la facilidad que tienes de encontrar el sonido adecuado, un sonido para cada momento. En este momento de tu vida brillas de una forma tan especial....Se que nunca te fallará la banda sonora de tu vida porque bajo tus pies no hay precipicios, vives con los acordes escondidos en tu sombra. Eres música , Prin. Eres y serás eternamente melodía, aunque tú aún no lo sepas.



SEGUIR JUGANDO
De pequeña soñaba con perder el equilibrio, con caerme por agujeros, con perder las cosas de los bolsillos, con llegar tarde a casa. La angustia de pequeña no tenía forma concreta, ni nombre, ni razón. De niña, y sin saber que lo sabes, intuyes que en cualquier momento puedes abrir los ojos y estar sola. Porque la noche dispone de ciertos mecanismos que te pueden dejar sin nada. Un mecanismo que se repite al azar, que te avisa y ante el cual nada se puede hacer. Tan solo despertarse y tratar de comprender.
Y nos hacemos mayores en un intento de pasar el relevo  quieres ser pequeña cuando ya eres mayor, de querer que te quieran como nadie puede, que te den lo imposible cuando ya no es el momento. Y lo se porque me acuerdo muy bien. Porque para mi la infancia fue ayer, tanto fue lo que soñé.
Hoy me he dado cuenta que en algún momento de nuestra infancia jugamos una determinada partida, no se de qué ni contra quién, pero su resultado es tan decisivo que el resto de la vida va a ser, bien una búsqueda de revancha, bien una celebración....Y no se puede olvidar. Podemos contar hasta cien, o hasta mil, pero al abrir los ojos la infancia siempre estará ahí, para bien o para mal. Y habremos ganado o habremos perdido. Pero no podremos olvidar.
Sin embargo, siempre quedará otra opción disponible. Más incómoda, incierta, incompatible con una fácil felicidad. Para inconformistas. Solo para aquellos que se atrevan a ser lo que pueden ser. Me refiero, a seguir jugando, a inmiscuirse, comprometerse con el mundo para recuperar los sueños y las utopías, para trepar y lograr un universo y encender la luz en un poema. Pasar al otro lado de la página. Formar parte de los libros de la vida porque me doy cuenta que literatura y vida comienzan a tener en mi la misma tapa como la realidad y la fantasía y en ellas no existe fecha de caducidad.
Todo lo que soy, poco o mucho, es herencia de los sueños.



NUEVAS RAMAS
Camino con los ojos cerrados. Suena música. Mi cuerpo lo siento de cristal. No puedo adaptarme al ritmo de la música.
Abro los ojos. Apenas hay luz. Las calles me parecen demasiado oscuras. Me encuentro frente a frente a los sentimientos que están, como yo, dando vueltas. Me miran a los ojos y luchan por dejar de existir. Sin más.
Intento deshacerme de los lugares sombríos. De los espejos maltrechos que me devuelven una imagen cuarteada. No me reconozco.
Dejo el miedo en el arcén.
Aprendo a ordenar el caos para siempre.
Procuro orientarme en esta tempestad y me prometo volver a pisar la hierba húmeda. Soplar  las nubes. Sonreír a las estrellas...Necesito acariciar. Crear. Llenarme de colores. Se que es necesario dar la vuelta para que comiencen a brotar nuevas ramas....Mientras, sigo buscando un nuevo árbol al que trepar.



FLORES DE CALABAZA

Llueve. Vuelve a llover. Una lluvia que aparece sin previo aviso para fastidiar mis planes de llegar a tiempo. No utilizo paraguas. Si al menos hubiera traído uno...
Siento una fuente de energía tremenda a través de esta lluvia. Me escondo en un portal. Sigue lloviendo y enciendo un pitillo. Le doy una calada con decisión. De esas que a mi me gustan. Honda. Mientras, los recuerdos se asoman y se desbordan dentro.
"Abueli. Está lloviendo. Se están mojando las flores de calabaza, ¿me das un paraguas?". Y mi abuelita se reía mientras alisaba mi pelo con su mano y decía: "Violeta, Violeta...tienes una mirada que me produce alegría". Y nos poníamos las dos a tapar con paraguas sus flores queridas de calabaza .Son esos recuerdos de lluvia. De infancia.
Miro hacía el cielo dejando que la lluvia me empape la cara que esboza una sonrisa y continúo mi camino.
Un niño pequeño me mira divertido y le saco la lengua por instinto. El se ríe y me guiña un ojo. Una chica muy bien vestida con un paraguas elegante me mira extrañada, como si estuviera delante de una persona loca. También le saco la lengua y le sonrío.Ella, se desconcierta. Yo solía ser así. Mañana tiraré a la basura mi colección de paraguas. pero hoy no llegaré tarde porque los recuerdos pueden sostenerme...y tengo tantos....
Llego a la cita. Se han marchado ya. Todo son esperas, pero no me importa mucho, vuelvo a ser la niña que mimaba a las calabazas.




VÉRTIGO
"¿Y tú quién eres?- preguntó la oruga.
Alicia respondió, tímidamente:
- Yo...ahora no estoy segura. Pero al menos se quién era cuando me levanté esta mañana,
aunque desde entonces debo haber cambiado varias veces".


(Alicia en el País de las Maravillas)

Pensé durante meses que cuando llegara este momento sería más sencillo. Comprendía los guiños y cuánto me decían, pensaba que todo se iba a solucionar, que cuando me hablaban no hablaban de cosas imposibles ni del otro lado de la luna. Claro que creía, y lo hacía porque sentía y cuando uno siente comprende, sobre todo si te miran con los ojos muy abiertos manteniendo la mirada. Creí!, creí que la vida era una puerta con una llave hacía nuestro personal cielo. El de cada uno y el de todos. Había honestidad en mi creencia. ¿Arrepentida de creer?. NO.
Me asaltan las preguntas ante tanto equilibrio. ¿Dónde quedan los años, el esfuerzo, las ganas, la credibilidad en los demás y en ti misma?. ¿Dónde las busco?. Soy yo culpable?...Se que cada vez me manejo mejor con la acrobacia, con el vértigo en este tiempo de fuego donde toca hacer limpieza y las circunstancias te obligan a seguir adelante aunque no veas luz ni encuentres huellas, porque antes o después  estarán en el camino.
Podéis pensar los que me leéis  que soy una mujer triste. No, no lo creo. Soy muchas y todas y soy nadie y ninguna. Arrastro penas como todos y cantidad de sonrisas e incluso muchas carcajadas porque me gusta la vida, la gente...y me niego a creer que los abrazos no duran para siempre, ni las miradas....Yo los alimento a diario ¿Por qué habrían de faltarme?. Esta vez la vida me ha enseñado las cartas boca abajo y busco la manera de darle la vuelta sin caer al vacío.
Hoy, el papel está arrancado de las paredes, los cajones medio vacíos pero la vida está esperando ahí fuera. No voy a desaparecer en un círculo de fuego aunque técnicamente no exista para algunos. Así que subo el volumen y grito a mi manera. grito y pataleo para que sobre este lodo pueda construir mañana otro palacio. La vida me obliga a correr, vale, corro, pero mañana, pasado...comenzaré a saltar, mientras sonrio con fuerza y con agallas.
Algunos de los ojos que me leen comprenderán mejor que otros , pero no hablo de secretos, esto no es un mensaje velado. Hablo del fracaso. Fracasar perder parte de tu vida, no es fácil para nadie. Esperaré aquí sentada, afilando mis razones de peso, viendo descender la arena del reloj...pero nunca dejaré de sonreír.





LLUVIA
Ha vuelto la lluvia...para llevarse el polvo de tristeza. Bailaría bajo la lluvia. Lo haría, si...dejaré que entre todo el viento que quiera por la ventana.
La lluvia me viste con  sonrisas. Dibuja en mi rostro una mueca que no tiene más de siete años. Si, lo se, llevo a la que era a cuestas y todavía no conozco a la que soy ahora, pero no importa, esta lluvia me muestra una ciudad de fondo mientras van despertando mis dioses de las pequeñas cosas.
Lluvia de martes para sentirme agua, transparente y fuerte. Creo que hoy la lluvia trae un halo de nuevos propósitos.



VOLVER

Siempre volvemos…qué enigmático es esto de volver…puede ser motivo de alegría o de pena. Triste porque se tiene la sensación de ciclo, de no avanzar, de andar pisando un suelo cenagoso en el que para nada valen los pasos dados, porque para volver es necesario rodearse de olores, sabores..reconocidos por nosotros, es la necesidad de sujetarnos a algo. Pero volver es una oportunidad para el reencuentro, para dejarte llevar, tiempo de notar el avance …entonces es cuando creemos que tenemos algo que contar y recobramos nuestra fe en en avance rectilíneo y pensamos que el lugar al que se vuelve es el horizonte estático respecto al cual nos movemos.
Volver, tal vez no es más que un modo distraido de seguir cuando nos encontramos lleno de lunes, martes…de domingos a la espera.
Por eso la única solución para volver es rodearse de olores, sabores, sensaciones, cualquier cosa inesperada, cualquier sorpresa contra los comienzos obligados, porque al escribir cosa inesperada, digo también días de líneas y horizontes, digo una canción, un saxo, una sensación de esas que no te caben en las manos, una película en blanco y negro, un poema porque saber esto es comprender que no hay que tener miedo a seguir buscando. Porque he comprendido que buscar vale la pena aunque tengamos que volver.



TRÁFICO DE PALABRAS

Y ahí está tratando de atrapar(la) porque sabe, qué más tarde, puede necesitar este instante para siempre.. Secretos envueltos en un sobre.
 ¿Sueños?. Incumplidos, tal vez.
Castillos con matasellos y direcciones desconocidas, no encontradas, rechazadas.
Sentimientos que se van detrás de un acento en forma de promesa con pequeños alfileres.
Palabras envueltas de gala, inmiscuyéndose en el mundo para recuperar el tiempo, engrasar los sueños y recibir, algún día, utopías con fecha de caducidad.
Mientras se espera, se imagina y se desea y el tiempo se dilata, se olvidan las horas y los días, y se recobra la excusa para interpretar la vida. 


martes, 9 de agosto de 2016

VIOLETA


Ocurrió una noche asomada a la ventana. Mirando hacía el cielo me sentí adoptada por la luna. Se estableció complicidad entre las dos mientras sentía como subía el viento.
Ese fue el comienzo después de tantos y tantos meses de no encontrar donde sostenerme. De no comprender. De no sentirme.....Después....se llenó de palabras la noche.
 Me susurró palabras nuevas y me dijo que hiciera una fogata para quemar lo que ya no servía:  El pasado. Papeles viejos. Garabatos. Sueños rotos y deshilachados....Creí de nuevo que había esperanza, y que tal vez de este juego ,conseguiría volver a ser libre....entonces comprendí..

Como testigo, la noche y  la luna.  .
Recogí, con mimo,  lo que quedaba de mi pasado y volví a creer firmemente que todo funcionaría aún peor sin las estrellas fugaces . Sin los ogros de los armarios. Sin esas escaleras de piedra desde donde observar las tormentas, e incluso recuperé en esa noche parte de mi mirada de antaño.La reconocí enseguida porque volví a sentirme.
Seguí asomada a la noche mirando a la luna y  se volvió a escapar una lágrima. Siempre es la misma. Porque las cosas no funcionan y ya no puedo ser la misma  . Ya no soy capaz de salvar el mundo. Es una capacidad que perdí hace algún tiempo cuando a punto de "caerme" de la vida no supe aterrizar de puntillas
Y aún así, sabiéndolo,la luna volvió a crear esa magia para volver a creer en futuros posibles. Puede ser que jamás logre ser de nuevo la chica del pintalabios rojo enfundada en su sombrero de colores Puede ser que no consiga ninguna gama de colores lo suficientemente clara que me permita deslumbrar los sueños a corto plazo, pero se que más que nunca , que he vuelto como Violeta, aquella mujer que tiene como color preferido el verde, que odia sus pies y se muerde las uñas, que colecciona momentos y que no sería nadie ni nada, sin sus amigos, aquella mujer que se cuenta cuentos cada mañana para levantarse de la cama con una sonrisa. La luna y la noche han sido mis cómplices . Me susurraron que desde lo básico, se puede comenzar de nuevo. Y aquí estoy. 

lunes, 8 de agosto de 2016

LO QUE PASA ES QUE TE QUIERO




Pienso mesa y digo silla,
compro pan y me lo dejo,
lo que aprendo se me olvida,
lo que pasa es que te quiero.
La trilla lo dice todo;
y el mendigo en el alero,
el pez vuela por la sala,
el toro sopla en el ruedo.
Entre Santander y Asturias
pasa un río, pasa un ciervo,
pasa un rebaño de santas,
pasa un peso.
Entre mi sangre y el llanto
hay un puente muy pequeño,
y por él no pasa nada,
lo que pasa es que te quiero.

Gloria Fuertes
(Todo asusta, 1958)P